top of page

Invade a México nueva especie desde Canadá: los ‘snowbirds’

Inv 1

Por Alberto Rabilotta | Notimex

Montreal, Canada.- En Canadá cada día es más significativo el número de jubilados o retirados que escogen alguna localidad mexicana, como Chapala, en Jalisco, para pasar sus años de descanso tostándose al sol y sólo pensando en la nieve de su país.

A ellos se suman los llamados ‘snowbirds’ que desde hace años viajan al sureño estado estadunidense de Florida pero que a partir del 11 de septiembre de 2001, comenzaron a optar por México para simplemente pasar el invierno.

Los canadienses que toman esa decisión se expatrian de manera voluntaria pues ya no regresan a su nación de origen, o bien pasan únicamente los meses invernales, y estos son los propiamente conocidos como ‘snowbirds’.

El número de canadienses que vive de manera permanente en Chapala es de unos cinco mil, mientras alrededor de siete mil 500 llegan a pasar los meses de invierno, estimó Dan McTavish, presidente honorario del Club Canadiense de Lago Chapala, en declaraciones a Notimex.

Desde su experiencia de más de una década como residente chapalense, afirma que los estadunidenses que viven en esa localidad jalisciense ha disminuido desde el 11 de septiembre de 2001, e ido a la alza la cifra de canadienses.

Pero las riberas de ese lago no son los únicos lugares en México seleccionados por los émulos humanos de las mariposas Monarca, famosas por cruzar Norteamérica en su viaje desde Canadá hasta la nación latinoamericana.

Hacia el sur y oriente mexicanos los ‘snowbirds’ y expatriados han llegado hasta Cuernavaca y Puebla, aunque parecen preferir el centro y la costa del Pacífico.

San Miguel Allende, Ajijic, Cabo San Lucas, Guadalajara, Colima, La Paz, Mazatlán, Manzanillo, Puerto Vallarta, y ciudades coloniales como Guanajuato, Mérida y Puebla son otros amados por estos canadienses.

La información es aportada por la Canadian Snowbirds Association (CSA), que estima que al iniciar este milenio sumaban 220 mil sus connacionales en busca de mejor clima durante el invierno.

Lo cierto es que nadie sabe, en Canadá, cuantos ‘snowbirds’ y expatriados hay en México, aunque algunos medios manejan la cifra de 100 mil y otros sólo 60 mil, pero según McTavish, es evidente que el número va en aumento.

En Acapulco, según dijo a Notimex el gobernador del estado de Guerrero, Carlos Zeferino Torreblanca, desde hace años miles de retirados canadienses alquilan apartamentos en ese puerto para pasar el invierno.

Las ciudades mexicanas son publicitadas por organizaciones como “Canada2Mexico” (de Canadá a México), como poseedoras de playas de ensueño, rica cultura y con “un pueblo maravilloso y amistoso”.

De acuerdo a la CSA, los snowbirds salen de Canadá en noviembre y regresan en abril o mayo.

A su vez los expatriados son menos numerosos pero viven más o menos permanentemente, según las fuentes, en Estados Unidos o México, pero también en Costa Rica y otros países.

La mayoría son snowbirds porque los canadienses que están más de seis meses en el extranjero pierden el seguro médico (como en la provincia de Québec) y algunas ventajas fiscales, pero también porque carecen de recursos para comprar o alquilar y vivir de manera permanente.

Sin embargo, “Retirarse en México” es un negocio que ya moviliza nichos económicos, desde los promotores y constructores de casas hasta los vendedores de servicios, y que comparten hombres de negocios mexicanos y expatriados canadienses.

Se trata de un negocio que puede ser floreciente debido a la constante apreciación del dólar canadiense frente al estadounidense y el peso mexicano: de 62 centavos de billete verde en 2002 el “loonie” canadiense pasó a 1.03 dólar a la fecha.

Esta tasa de cambio favorable no es ajena a lo que parece ser un creciente interés de futuros ‘snowbirds’ y expatriados en explorar las formas de tener un lugar donde retirarse en México o el sur de Estados Unidos, según economistas canadienses.

Los seminarios de “Canada2Mexico” ofrecidos en Vancouver por especialistas de salud, impuestos, inmigración, seguros y bienes raíces que vienen de México, Estados Unidos y Canadá, por ejemplo, publicitan las opciones y servicios que pueden contratar los retirados.

Según McTavish los expatriados son generalmente gente con recursos, que tienen un fondo de pensión personal o de empresa, y no dependen exclusivamente de la pequeña jubilación que el Estado canadiense da a las personas de más de 65 años.

El costo de la vida en México es más barato que en Toronto y no gastamos en calefacción ni en ropa de invierno, dice el presidente honorario del Club Canadiense de Lago Chapala.

Una investigación sobre los precios de las casas ofertadas a los canadienses por los promotores en México, muestra que van de 150 a 400 mil dólares, dependiendo de donde están y si son parte de ‘gated communities’ (barrios privados), y aún más para lujosas residencias.

En portales de Internet se afirma que en México hay actualmente canadienses que escapan del invierno y viven sin lujos con mil 500 dólares mensuales, mientras que otros residen en barrios privados y gastan tres o cuatro veces más.

Entre las ventajas que ofrecen México para snowbirds y expatriados canadienses, según los numerosos portales de Internet que ofrecen informaciones y servicios, está los precios accesibles de los servicios de salud.

McTavish señala el interés de los gobiernos estatales mexicanos por mantener esa entrada de divisas, y la cooperación de las autoridades policiales en solucionar los problemas que pueden encontrar los canadienses.

Fuente original: http://bit.ly/2mYuyXS

0 visualizaciones0 comentarios